Tag Archives: Argentina

LAS AGENCIAS DE VIAJE ENTRERRIANAS: ACTUALIDAD Y PERSPECTIVAS

Una mirada profesional sobre la situación de las Agencias de Viajes a partir de la pandemia

Las Agencias de Viajes y Turismo cuentan con años de trayectoria y tradición en el territorio provincial e independientemente de las funciones, categorizaciones y operaciones que realizan se estima que existen alrededor de 110 agencias en Entre Ríos sin contabilizar las sucursales, según datos aportados por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Si bien, más del 90 % se dedica al turismo emisivo nacional e internacional, no debe subestimarse el movimiento económico que generan. Por lo antes expuesto, es importante destacar las características de las mismas y en qué mercados se concentran sus operaciones, a tal fin y además de la clasificación legal, existen:

  • Pequeñas intermediarias de productos de terceros localizadas en comunidades pequeñas con mercados reducidos
  • Empresas de viajes y turismo que operan servicios de transporte y sus propios productos
  • Agencias que se especializan en turismo emisivo internacional
  • Agencias que realizan turismo receptivo y además son operadoras de servicios de transportes náuticos, aventura, etc.
  • Agencias de turismo estudiantil
  • Sucursales o representantes de otras agencias
  • Agencias que realizan turismo emisivo nacional y a países limítrofes

A diferencia de otros sectores turísticos las agencias de viajes suelen cobrar en cuotas los paquetes que venden y como parte de su operatoria habitual está efectuar las entregas de dinero o señas para reservar los servicios contratados por lo que al momento que comenzó la pandemia se presentaron diversas complicaciones que tuvieron que resolver como por ejemplo: contactar a sus clientes para adelantar sus viajes de regreso, devolver el dinero de servicios que no se van a poder prestar en las fechas contratadas, o dejar en suspenso hasta conocer las nuevas fechas programadas.

Esta repentina devolución agudiza los problemas financieros porque las agencias deben responder con su dinero al cliente y esperar que las empresas contratadas procedan a devolver el dinero a la agencia, ya que los paquetes conforman una compleja cadena de contrataciones de transportes, alojamientos, servicios, etc.

A esta difícil situación hay que sumarle otros factores preexistentes como el embate económico-financiero que vienen soportando las empresas del sector desde hace unos años a causa de las devaluaciones y la aplicación de la retención del 30% por la venta de pasajes y paquetes al exterior; y la competencia desleal. Con respecto a esto último es importante remarcar la tarea que viene llevando a cabo la Asociación Santafesina Entrerriana de Agencia de Viajes y Turismo (ASEAVYT) detectando perfiles truchos de agencias clandestinas y vendedores freelance que trabajan en la ilegalidad.

Principales dificultades de las agencias de viajes a partir de la pandemia:

– La falta de certezas con respecto a la reactivación de la actividad, a la aplicación de los nuevos protocolos biosanitarios en transportes y alojamientos por un lado, y los propios protocolos del sector que se deberán adoptar. Esto trae aparejado nuevos costos y refuncionalización de los espacios de trabajo.

– Como la facturación es cero se presentan problemas para enfrentar los costos fijos (alquiler, servicios, entre otros), el pago de sueldos y de los reembolsos a los clientes. Muchas agencias están pagando con sus propios ahorros.

– La ayuda del estado nacional no se cristaliza directamente en el sector ya que los créditos son de difícil acceso y burocráticos. Solo unos pocos han podido aprovechar los ATP para el pago de remuneraciones.

– Preocupación por el periodo que permanecerán inactivos ya que casi todos coinciden que la reactivación del turismo internacional va a demorar entre uno y dos años porque depende de que el sistema aéreo comercial comience a funcionar nuevamente.

– Intranquilidad ante la capacidad de los grandes operadores y plataformas que tienen mayor respaldo y venden a precios bajos con los que un minorista no puede competir.

– Preocupación por la falta de interés gubernamental en la reactivación del turismo en general, ya que al existir otras prioridades se lo deja de lado, sin sopesar de que el sector es uno de los que más afectados por esta crisis, dado que fue el primero en paralizarse y va a ser uno de las últimos en volver a trabajar. Con este escenario es lógico pensar que al momento de poder trabajar la mayoría de las empresas no van a existir si no se toman medidas.

Estrategias adoptadas de las Agencias para atravesar la crisis:

– Reducción de los costos fijos al máximo.

– Reestructuración y refuncionalización para permanecer en el mercado.

– Reprogramación de los viajes. En este punto se destaca la confianza del cliente y la comprensión por entender que los agentes de viajes no son responsables directos de la situación.

– Mantenerse activos y presentes en las redes sociales a través de diferentes acciones como por ejemplo: juegos.

– Apertura de sus locales (aquellos que han podido) aunque no vendan, rescatan como una acción positiva que el cliente vea que están presentes.

– Apoyarse en los reclamos que realizan las organizaciones y asociaciones que las representan y contienen.

Acciones y propuestas llevadas a cabo desde ASEAVYT, CAME y CET ante la crisis:

– Gestiones ante el Consejo Federal de Inversiones (CFI) para que las agencias de viajes y de transporte turísticos sean incluidas en las propuestas de financiación del ente y para que se facilite la obtención de los créditos, fundamentalmente, para mantener el recurso humano y para que cada agencia pueda sostener su estructura ya sea pequeña o grande. La Cámara Entrerriana de Turismo (CET) estima que existen alrededor de 2000 empresas en el sector turístico y solo han sido aceptadas 70 carpetas.

– Seguimiento de los contribuyentes que han podido acceder al Programa de Asistencia de Emergencia para el Trabajo y la Producción (ATP) para el pago de empleados y renegociar el pago de otros costos fijos.

– Desde la ASEAVYT se propusieron tres ejes al ministerio:

  1. Tratar de generar una vía para aporte de capital de trabajo a nivel provincial
  2. Flexibilidad impositiva (trato diferenciado para las empresas de turismo)
  3. Respuesta ante el cliente (Ley de defensa al consumidor) tratar de flexibilizar la ley a favor del agente y respecto al reintegro del dinero.

– Desde CAME, se ha hecho un trabajo en conjunto con varios ministerios para acordar con el Banco Central el tema de cheques rechazados y para lograr más financiamiento para el sector. También comenzaron las tratativas para trabajar en una ley con diputados que procure extender por 180 días la no devolución y cancelación de los paquetes turísticos vendidos.

– Creación de la herramienta Came pago/ Came envío/ Came Tienda, que en algunas provincias se está desarrollando y se ha puesto a disposición de todos como una ayuda para que las pymes puedan interactuar con el cliente a un costo menor que Mercado de Pago.

– Diálogo con el gobierno a fin de flexibilizar el trámite de cambio de domicilio y poder trabajar desde el domicilio particular e incluso sumar servicios dentro de la misma estructura comercial.

– Incentivar la creación de la figura legal del clearing para agencias de viajes, lo que facilitará realizar la devolución de dinero mediante notas de crédito a cuenta de futuros servicios.

Oportunidades detectadas y propuestas para la salida de la crisis.

– Trabajar mancomunadamente con otras agencias a fin de aunar criterios en productos y normas sanitarias.

– Consultar distintos proveedores para que pueda haber más opciones a nivel local, ayudando a mejorar los precios de los servicios.

– Solicitar la eximición de todos los impuestos municipales y provinciales como lo han realizado en Salta y otras ciudades y/o provincias.

– Gestionar ante los seguros médicos y de viaje la cobertura de este tipo de eventualidades o causa de fuerza mayor para prevenir futuros inconvenientes.

– Desarrollar desde el sector actividades innovadoras para visualizar la importancia del trabajo y la función de las agencias de viajes dentro del SISTUR provincial. Se resalta el optimismo y una actitud proactiva a pesar de la situación respecto a la apertura de la actividad.

– Fortalecer las relaciones con el MinTurER y promover la inclusión de prestadores en un Portal web oficial más moderno, renovado y actualizado.

– Promover el uso del tapabocas y el distanciamiento social en las oficinas y la correcta higienización de los espacios y elementos de trabajo y la aplicación de los protocolos.

– Diseñar nuevas estrategias comerciales utilizando fuertemente los canales de comunicación y redes sociales y basados en el turismo interno, tales como:

  1. Crear paquetes turísticos que incluyan destinos de cercanía: dirigidos al turismo local, regional y nacional, con 3 a 4 noches de estadía
  2. Elegir destinos de naturaleza, poco explorados o de pequeñas comunidades -fuera del radio urbano-, brindar experiencias saludables o al aire libre con capacidades reducidas, fomentando el turismo rural como sustentable a fin de generar confianza.

– Realizar capacitaciones de marketing digital y sobre la implementación de las medidas y protocolos sanitarios adoptados por las empresas gastronómicas, de alojamientos, como así también conocer sobre otras políticas adoptadas en los destinos.

– Referidos a la transportación: evitar elementos que pueden ayudar a la propagación del virus como almohadas y mantas, proveer alcohol en gel y material descartable para los viajes y servicios de viandas, restringir al máximo posible las paradas en las estaciones de servicio, mantener un control estricto sobre los requerimientos de higiene en los baños de los colectivos para lo cual la tripulación deberá estar preparada y muy bien predispuesta. Además, los conductores deberán llevar su ropa de cama para evitar contagios, extremar las medidas de higiene en cabinas y espacios generales del coche.

Participantes

❖ Colón – Jorge Trabichet – PTO. COLÓN

❖ Concordia- Patricia Terenzano – PALMARES

❖ Gualeguaychú – Claudina Lupi – VOILA

❖ Paraná – Carlos Monti – COSTANERA 241

❖ San José – Bibiana Oradini – BALORI

❖ San Salvador – Anabella Gallicet – GALLICET VIAJES

❖ Victoria – Pablo Alarcón – RG VIAJES

❖ Villa Elisa – Federico Bassó – GUÍA DE VIAJES

❖ Villaguay- Sergio Miranda – MIRST TRAVEL

ASEAVYT – Fabricio Meglio

CAME/ CET– Sebastián Bel

LAS EMPRESAS GASTRONÓMICAS ENTRERRIANAS: ACTUALIDAD Y PERSPECTIVA

Una mirada profesional sobre la situación del sector gastronómico de la provincia a partir de la pandemia

Dentro del universo de empresas del sector gastronómico que se encuentran en la provincia de Entre Ríos, existe una gran diversidad en cuanto a la gestión comercial, a los productos ofrecidos, a la capacidad de atención,

a los tamaños de los locales y de las instalaciones necesarias para funcionar y

a los servicios prestados. Por esta razón, la situación presente debe analizarse desde sus particularidades. Por un lado, aquellas caracterizadas por una serie de factores que determinan sus principales problemas a la hora de afrontar la crisis provocada por el Covid-19; y por el otro, la necesidad de generar medidas paliativas y de trabajar sobre protocolos que los encuentre preparados a la hora de encarar la salida paulatina de la cuarentena.

Tales particularidades son:

  • Clase y dimensiones del establecimiento: bares, confiterías, parrillas, pizzerías, restaurantes, cantinas, grandes comedores con shows, empresas de banquetes y catering, entre otros.
  • Tipo de productos ofrecidos en las cartas y menús: Monoproductos: parrilla, pizzas, hamburguesería, etc.; de tipo familiar con una amplia posibilidad de elección de platos elaborados (carnes, mariscos y pescados, pastas caseras); de comida gourmet; de comidas rápidas; y las empresas que ofrecen servicios de catering y las que organizan eventos, banquetes y fiestas.
  • Diversidad de proveedores. Se destacan los de abastecimiento de la materia prima: bebidas, carnes, verduras, productos alimenticios en general y los relacionados con equipamientos e instalaciones: vajilla, mesas, sillas, mantelería, batidoras, cocinas, hornos, etc.
  • Localización física de las instalaciones en relación al tipo de demanda y los centros de distribución: viajantes, comunidad local, turistas, clientes eventuales. Tal es el caso de los restaurantes (grandes y pequeños, a la carta) y las parrillas situados a la vera de la autovía o de las rutas que al estar alejados de los centros urbanos no han podido reinventarse ni tampoco implementar el delivery.
  • Localización geográfica de la instalación. No es lo mismo un restaurante en una ciudad con muchos habitantes y con un alto perfil industrial y comercial que uno que se encuentre en una localidad más pequeña y ligada al movimiento turístico.
  • Rentabilidad en relación a factores como: dimensiones- cubiertos – empleados – rotación.
  • Formas de administración y gestión: propietarios, gerenciadores, inquilinos, establecimientos manejados por empresarios y/o expertos en cocina, emprendimientos familiares.
  • Tipos de demanda y la consecuente especialización de los servicios gastronómicos: orientadas al turismo, viajantes, corporativos, eventos.
  • Estructura de la organización según sea pequeña, mediana o grande y su relación directa con la cantidad de empleados.

Es importante destacar, y teniendo en cuenta lo detallado anteriormente, que el sector gastronómico avizora las inversiones que deberá realizar para poder reabrir sus puertas cuando la cuarentena se termine, supuestamente y en relación al aplanamiento de la curva de contagios, la reapertura será a mediados de junio. Tales inversiones destinadas a la ampliación, la modificación y/o la adecuación de sus instalaciones con el fin de poder garantizar la seguridad sanitaria de sus clientes y empleados, se deben realizar en este tiempo. Se prevé que al momento de la apertura, el funcionamiento bajo las nuevas normas y protocolos sobre la seguridad alimentaria y el distanciamiento social que deberemos preservar, requerirá una readaptación de los espacios existentes y nuevos costos operativos. La situación descripta se comprende y se valora, sin embargo, pone en jaque a muchas empresas porque debido a la crisis económica por la que están atravesando no podrán efectuar los gastos necesarios para llevar a cabo dichas modificaciones.

Otra problemática que impide proyectar el negocio gastronómico hacia el futuro inmediato es el costo inestable de las mercaderías, lo que genera aún más incertidumbre a aquellas empresas que todavía pueden seguir funcionando parcialmente.

Las líneas crediticias ofrecidas por los bancos y propuestas por la Nación, si bien son interesantes por la baja tasa de interés (del 8,5% al 15%) son de difícil acceso por la presencia de trámites muy engorrosos y de lento otorgamiento, así sea un crédito a sola firma o con garantía. En la actual situación de crisis y con final incierto, el sector gastronómico espera soluciones cuyas implementaciones e instrumentaciones sean más rápidas, sus trámites más ágiles, y la acreditación de los montos acordados deberían realizarse prácticamente de manera automática. De esta manera se podría dar respuesta casi inmediata a las necesidades de cada establecimiento.

Aun así, se advierte también, que las medidas económicas propuestas por el gobierno para paliar la crisis pueden poner en riesgo la subsistencia de las empresas del sector. En este contexto tan incierto aumenta el temor a endeudarse lo que las lleva a ser prudentes a la hora de solicitar estos créditos.

Estrategias adoptadas por algunos emprendimientos del sector gastronómico para atravesar la crisis.

  • Trabajo asociativo con los empleados. En algunos casos como restaurantes más familiares y de dimensiones medias decidieron llevar a cabo una redistribución de las tareas para poder seguir funcionando y garantizar el empleo a las personas contratadas.
  • Préstamo de las instalaciones a los empleados para que puedan elaborar y vender sus propios productos para subsistir.
  • Nueva logística para delivery: algunos emprendimientos que ya venían con esa modalidad pudieron continuarla y otros tuvieron que rediseñar y adecuar sus instalaciones y organizar sus empleados para poder llevarla adelante. Cabe aclarar que en la mayoría de los casos no resulta una opción rentable.
  • Mayor enfoque en el marketing digital para no perder presencia en el mercado y sostener la presencia de la marca. Lo que implica un fuerte trabajo en redes sociales y diseño de nuevos menús.
  • Reconversión momentánea: En otros casos se ensaya una reconversión provisoria a otro tipo de empresa, como por ejemplo: convertirse en una fábrica de pastas frescas en asociatividad con los empleados.
  • Cierre del negocio. Para no generar gastos y mantener al mínimo los costos de mantenimiento mientras dure la cuarentena.
  • Otras estrategias para reducir costos: o Bajar la potencia eléctrica contratada. ENERSA por ley y ante una solicitud on line al sector de grandes clientes, debe proceder con el pedido.
  • o Acuerdo entre FEHGRA y UTHGRA: Acta acuerdo de suspensión remunerada donde se deja constancia del procedimiento para la aplicación del artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo N° 20744 hasta el 31/05/2020.

Necesidades urgentes del sector gastronómico

  • Sostener el personal y/o el trabajo familiar ya que en ambos casos tienen dependencia de los ingresos para su subsistencia.
  • Que el Estado tome medidas para reducir costos laborales e impositivos que comprendan los siguientes puntos:
  1. La condonación de impuestos nacionales debido a que los ingresos son nulos o exiguos.
  2. La eximición del pago de la ART hasta que se reanude la actividad, para aquellas empresas que se encuentran cerradas dado que sus empleados permanecen en sus hogares cumpliendo con el aislamiento, social, preventivo y obligatorio.
  3. La eximición de tasas municipales. Cabe aclarar que muchas de estas tasas vienen incorporadas dentro de las boletas correspondientes a los servicios de luz y gas. Por lo tanto, esta situación genera un pago coercitivo por parte de los municipios a los empresarios ya que no hacerlo implicaría el corte de tales servicios.
  4. Aplicar la baja temporaria o baja exprés de las habilitaciones Municipales a todos los departamentos y ciudades de Entre Ríos (como lo hizo San José).
  5. Pensar de manera conjunta y, atendiendo a las particularidades de cada emprendimiento, las formas de cómo se a llevar a cabo la flexibilización de la cuarentena y el regreso al trabajo.
  6. Solicitar con urgencia la formación de un equipo interdisciplinario y multisectorial cuyo fin sea el diseño de los nuevos protocolos y la publicación de documentos originales, confiables, accesibles, consultos y adecuados a las particularidades de las empresas gastronómicas.

Ideas y oportunidades observadas para la vuelta al funcionamiento del Sector gastronómico.

  • Bajos casos de contagio de Covid-19 en la provincia.
  • Créditos de proveedores para reiniciar el trabajo.
  • Facilidad para compartir la información en las redes y para contactarse entre los empresarios y trabajadores del sector.
  • Capacidad para analizar, observar y comprender cómo cambian los patrones de consumo de los clientes, para lo que es necesario disponer de un observatorio provincial dinámico y profesional.
  • Existencia de antecedentes y disponibilidad de información para leer e interpretar las tendencias en el consumo de la gastronomía y poder adaptarlas a nuestra idiosincrasia entrerriana, relacionadas, principalmente, con la hospitalidad que nos caracteriza.
  • Trabajo asociativo con los empleados y enfocado hacia las nuevas modalidades de servucción conforme a las nuevas normas de bioseguridad.
  • Readaptación de los espacios de trabajo y de atención al público para optimizar y adecuar el servicio conservando la distancia social.
  • Existencia de un mercado interno que hay que conquistar y que brinda la oportunidad de empezar a trabajar para sustentar costos. Los emprendimientos localizados en ciudades grandes y en sectores comerciales, tendrán más oportunidades para reiniciar sus actividades comerciales. Aquellos ubicados en pequeñas poblaciones o que dependen del turismo deberán esperar un poco más, aunque tienen un posicionamiento beneficioso a futuro, puesto que las zonas rurales y con espacios con poca aglomeración de personas serán tendencia a la hora de elegir un destino cuando se reactive el turismo nacional.
  • Seguir con el camino del diálogo, el intercambio, la articulación y la cooperación entre los distintos sectores del turismo (organizaciones públicas, empresarios, trabajadores, asociaciones y profesionales del turismo).

Sugerencias sobre lo que se puede hacer ahora

  • Participar e investigar la aplicación de protocolos sugeridos
  • Capacitar al personal sobre los nuevos procesos.
  • Impulsar la creación de un observatorio turístico provincial que pueda brindar datos certeros sobre la actividad.
  • Rediseñar la oferta individual y colectiva de los productos ofrecidos, haciendo hincapié en la “gastronomía con Identidad”.
  • Activar la conformación de clusters gastronómicos para optimizar la cadena de valor y mantener la sostenibilidad empresarial del conjunto.
  • Diseñar corredores gastronómicos, crear nuevos productos y rutas turísticas que destaquen el patrimonio gastronómico local y regional como se venía haciendo con el enoturismo.

Pensar en la posibilidad del desarrollo sustentable aplicado a la gastronomía en particular, y al turismo en general, ya no es un mito o una utopía que navega en los discursos de las políticas auspiciosas del Estado (nacional, provincial o municipal), es una necesidad imperiosa que requiere saber manejar herramientas que existen y posibilitan ver y actuar sobre el SISTEMA TURÍSTICO INTEGRAL. Para lograrlo, debemos accionar en este presente complejo para poder modificar el futuro y para ello disponemos de la fuerza y voluntad de quienes participamos en este análisis pero también es necesario que apliquemos y articulemos los conocimientos científicos que aportamos los profesionales, con los conocimientos empíricos de todo este conjunto de actores que presta un servicio indispensable para el funcionamiento del sistema.

Participantes:

Colón: Marcelo Enriquez

Concepción del Uruguay: Fernando Vence

Concordia: Silvia Francolini

Diamante: Hernán Ledesma

Gualeguaychú: Marcelo Giachello

La Paz: Héctor Carranza

Paraná: Marcelo Quiroga

San José: Mabel y Rubén Bondaz

Victoria: Agustín Rodríguez

Villa Elisa: Ariel Ferrer

Villaguay: Cielo Monzón

Informe de la charla virtual: «Hotelería entrerriana, actualidad y perspectiva».

Una mirada profesional sobre la situación del sector de alojamientos de la provincia a partir de la pandemia.

El sector de alojamiento se reconoce a sí mismo como diverso, esta diversidad se manifiesta en el presente con mayor fuerza, por lo tanto, requiere una atención particular por parte de las autoridades Municipales, y de las dependencias de la Provincia de Entre Ríos y nacionales, a fin de poder tratar la problemática y obtener respuestas que se ajusten más a sus realidades a la hora de afrontar esta crisis.

Como los establecimientos se encuentran cerrados desde que se decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio, también coinciden en la importancia de encontrar una flexibilización de la cuarentena para no lesionar los equipos de trabajo, sostener al personal y a las familias que son propietarias para su subsistencia y para que no se deteriore por el cierre de los establecimientos la oferta de servicios.

El enfoque particular que requiere el sector de alojamiento provincial está ligado a:

  • Tipos y variedad de oferta de los servicios de alojamiento tanto hotelero como extrahotelero (hoteles, bungalows, cabañas, alojamiento rural)
  • Formas de administración y gestión (propietarios, gerenciadores o inquilinos)
  • La especialización de los servicios (orientadas al turismo, viajantes, corporativos, eventos)
  • Factores de localización en relación a la demanda y centros de distribución.

Principales dificultades del sector hotelero

Los empresarios, propietarios y gerentes del sector hotelero provincial manifestaron las siguientes dificultades frente a este escenario:

  • La incertidumbre y preocupación por la situación socioeconómica general y particular y por el día después de la finalización del aislamiento social, preventivo y obligatorio.
  • La ayuda estatal insuficiente dado que la prórroga impositiva y los créditos los endeudan y por ende, comenzar la actividad comercial endeudados complica aún más su situación económica y financiera. A su vez, los trámites para conseguir los préstamos son muy burocráticos y se torna difícil acceder a ellos.
  • La complejidad de poder cumplir con las obligaciones ya adquiridas, como así también poder abonar el pago de los servicios, a los que algunos ya dieron de baja como por ejemplo televisión por cable.
  • La ausencia de financiamiento para capital de trabajo, recordando que ya el año 2019 el sector sufrió el embate de la merma en la rentabilidad lo que le impidió disponer de reservas y ahorros para afrontar esta crisis. La imposibilidad de efectivizar el pago de sueldos de los empleados en el corto plazo y más aún, desconociendo el tiempo que estará paralizada la actividad.
  • La falta de planificación del propio sector como consecuencia de este panorama incierto.
  • La imposibilidad de mantener los emprendimientos en condiciones ya que por la cuarentena se encuentran cerrados.

Necesidades urgentes del sector alojamiento

  • Sostener el personal y/o el trabajo familiar ya que en ambos casos tienen dependencia de los ingresos para su subsistencia.
  • Analizar la condonación de impuestos nacionales y eximición de tasas municipales

y/o quita de pago de los servicios de luz y gas, ya que los ingresos son nulos.

  • Transferir medidas de baja temporaria de las habilitaciones Municipales a todos los departamentos y ciudades de Entre Ríos, del modo que lo hizo San José, desde marzo por el término de 8 meses y/o mientras dure la cuarentena.
  • Pensar la manera en la que se va a llevar a cabo la flexibilización de la cuarentena para volver a trabajar.
  • Solicitud del permiso opcional legal ante las autoridades pertinentes por parte de las cámaras locales, para conseguir el acceso y asistencia de colaboradores y trabajadores a los establecimientos de alojamiento para que puedan realizar tareas de limpieza, ventilación y mantenimiento, con el fin de garantizar que, a pesar de la difícil situación económica, las instalaciones estén en buenas condiciones. De esta manera se evitaría tener que desembolsar grandes sumas de dinero destinadas a la puesta en valor de toda la infraestructura al momento de la apertura.
  • Acompañamiento legal para permitir el sostenimiento de los diferentes espacios y para conseguir la habilitación para realizar operaciones comerciales a aquellos hoteles cuya demanda está compuesta por viajantes en un 50%.

Oportunidades observadas para la vuelta al funcionamiento del Sector Alojamiento.

  • Bajos casos de contagio de Covid-19 en la Provincia.
  • Existencia de ambientes y espacios abiertos óptimos para que el turista se sienta seguro y cuidado.
  • Entre Ríos cuenta con recursos naturales óptimos para planificar y desarrollar nuevas modalidades de turismo relacionadas con el turismo naturaleza, rural y ecológico. Como así también con producción artesanal y elaboración de productos orgánicos adecuados a estas nuevas demandas.
  • Existencia de un mercado interno que hay que conquistar.
  • La explosión de la virtualidad como forma de estrategia para el desarrollo del turismo (interacción en el sector, comunicación).
  • La cercanía a los mayores mercados emisores, hoy con mayores casos de Covid-19 puede ser una desventaja pero, con normas, protocolos, certificaciones y formas de control, concebidos desde las realidades de los establecimientos de alojamiento y con el acompañamiento de los comités de crisis de las ciudades y la Provincia, pueden convertirse en una ventaja en un futuro cercano.
  • La disminución del uso del transporte público poscoronavirus a raíz del distanciamiento social y el consecuente aumento del uso del automóvil como medio para trasladarse que sumado a la cercanía de grandes centros emisores de turismo posiciona a Entre Ríos en un lugar de privilegio respecto con otras provincias.

Ideas para un programa de acción conjunta

Trabajar en un Plan de cuarentena inteligente basado en los siguientes ejes donde se detallan las acciones y las medidas que se deberían tomar:

Económico y legal: 

  • Mancomunar esfuerzos para solicitar a la provincia eximición de impuestos y condonar las deudas impositivas generadas durante la cuarentena.
  • Diseñar los mecanismos para solicitar los permisos legales para funcionar.

Comunicación:

  • Reforzar y agilizar los canales de comunicación internos y externos de las asociaciones y los entes de turismo en todos sus niveles.
  • Afianzar la participación y asociatividad del sector privado para ser escuchados y recibir respuestas.
  • Garantizar la circulación de la información importante sobre las medidas a tomar en cuanto a seguridad en cada alojamiento.
  • Actualizar y modernizar el Portal oficial digital de Turismo (web) para facilitar la información integral, la promoción y la gestión de los destinos.
  • Socializar por canales institucionales las medidas sanitarias y económicas que aplicaron destinos que ya sufrieron la crisis y comenzaron a reactivarse, tal es el caso de países como China, España, Francia e Italia y las reacciones de la demanda en otros lugares del mundo.

Investigación y Capacitación:

  • Realizar trabajos de investigación con el fin de destacar la importancia del sector de alojamientos en la economía provincial, fundamentalmente, como generador de empleo.
  • Disponer de un observatorio turístico provincial que pueda brindar datos certeros sobre la actividad.
  • Investigar y trabajar en protocolos basados en higiene, seguridad y profilaxis adecuados a cada modalidad de alojamiento ya que, como se dijo, la oferta y la demanda son particulares en cada caso.
  • Investigar sobre el correcto uso de la áreas recreativas con agua (piletas, duchas, termas).
  • Capacitar al personal sobre los cambios en la atención al cliente y la readaptación necesaria para prestar los diferentes servicios, como por ejemplo, el desayuno.
  • Capacitar al personal sobre la aplicación de los protocolos sanitarios adoptados.

Oferta de los productos y destinos:

  • Diseñar nuevos productos regionales y provinciales que apunten al desarrollo local, del destino y las microrregiones con trabajos asociativos y cooperativos a fin de posicionarse y diferenciarse dentro de la oferta nacional.
  • Fortalecer el turismo rural, el turismo de naturaleza y todo aquel turismo alternativo que se pueda llevar a cabo en espacios naturales y al aire libre.
  • La modalidad de Turismo MICE o de reuniones que venía afianzándose en varios destinos entrerrianos es una de las más afectadas con la pandemia. Los establecimientos hoteleros y destinos abocados a este segmento de mercado deberán realizar nuevas inversiones si pretenden reposicionarse para lo cual deberán reinventarse. Para ello, es necesario considerar las tendencias poscoronavirus, estudiando y determinando la nueva capacidad de carga, adoptando las normas de calidad que se irán imponiendo y destacando el rol que ocupará la tecnología de ahora en más (diseño, inteligencia artificial, realidad aumentada) para lo cual se deberá invertir con inteligencia. De la misma manera, es importante considerar las inversiones y mejoras que se deberán realizar en espacios exteriores abiertos y de amplias dimensiones para desarrollar las reuniones, contribuyendo así a ofrecer una mayor seguridad y brindando nuevas experiencias, frente al turismo que viene.

Promoción y marketing:

  • Desarrollar estrategias para reactivar el turismo regional en primera instancia, para gradualmente ir avanzando sobre la reactivación del turismo nacional e internacional.
  • Acompañar estrategias de promoción y marketing para poder reinventarse junto con los destinos.
  • Repensar estrategias destinadas al turismo selectivo y a segmentos corporativos regionales de baja escala relacionados al entorno socioeconómico (agrícola-ganadero; cooperativas, etc.).
  • Aprovechar el momento de pronta reacción utilizando herramientas propias de la virtualidad y del marketing.
  • Trabajar en la promoción del destino libre de Covid-19 junto con asociaciones que representan y agrupan el sector y los profesionales con el fin de elaborar una marca propia del destino y poder transmitir a los visitantes garantías de seguridad sanitaria y calidad del servicio.

Finalmente agradecieron a los Profesionales de Turismo de Entre Ríos por la organización del espacio para el diálogo y la generación de propuestas para afrontar esta situación inédita y desconocida como la pandemia.

 Participantes:

❖ Colón: Ariel Battista La Aurora del Palmar, Secretario de la Asociación Hotelera y

Gastronómica de Colón.

❖ Concepción del Uruguay: Mariela Sigot, Cabañas Aires del Campo, secretaria de la

Asociación Hotelera y Gastronómica de C. del Uruguay.

❖ Concordia: Leo Schey, Cabañas Lo de Leo y Hotel Coronado, Pte. CET (Cámara

Entrerriana de Turismo).

❖ Federación: Graciela Racedo, Apart Hotel Federación.

❖ Gualeguaychú: Daniel Merlo por Hotel Merlí.

❖ La Paz: Claudio Sarubi, Hotel Milton.

❖ San José: Daniel Diz, Pte. PRESTURI San José y propietario Lo de Dante

❖ Victoria: Daniel Alegre por Hotel Termas.

❖ Villa Elisa: José Luis Firpo – presidente de CATURVE (Cámara de Turismo de Villa

Elisa y propietario de Bungalows Cande.